31 de agosto de 2011

La fantasía de ver a las mujeres desnudas


El congreso (1944), obra del pintor belga Paul Delvaux

Volvemos y volveremos a Paul Delvaux (1897-1994), porque sus desnudos femeninos nos sumergen en un bálsamo de tenue erotismo, un erotismo contemplativo, majestuoso, con esa pizca de surrealismo onírico. [ver vídeo sobre su obra].
El congreso (obra de 1944), retoma el leit motiv delvauxiano de pintar mujeres prácticamente desnudas al lado de hombres completamente vestidos, ofreciéndonos un significativo contrapunto. Y nos recuerda a una fantasía que muchos hemos tenido: la de tener la secreta capacidad de ver a las mujeres vestidas sin ropa, totalmente desnudas, mientras que los hombres permanecerían rigurosamente vestidos para no desviar nuestra atenta y lujuriosa mirada al cuerpo femenino.

>> ver más sobre Paul Delvaux
>> ver la biografía de Paul Delvaux
........

30 de agosto de 2011

Chica sexy e incitante yaciendo en un sofá (una fotografía de Karla Read)


chica sexy morena en un sofá, una fotografía de Karla Read

Otra fotografía de Karla Read. Una imagen sugestiva y delicuescente, en la que no sabemos a ciencia cierta si se está derritiendo la chica o el sofá o nosotros, eventuales espectadores de una intimidad seductora e incitante, abriendo o abriéndonos las páginas en blanco del libro del deseo. Luz tamizada y cuerpo turgente, yaciente, exhibiéndose como una flor morena y apaisada.

>> ver más sobre Karla Read
>> ver sitio web de Karla Read
........

28 de agosto de 2011

Karla Read: Erotismo misterioso, sensualidad atemporal


Karla Read: fotografía, erotismo misterioso, sensualidad atemporal

Muy interesantes y sugestivos los trabajos fotográficos de Karla Read, con predominio de retratos femeninos llenos de una sensualidad misteriosa y una cierta sensibilidad fashion y atemporal, muchos de ellos con tratamiento en Blanco y Negro y una textura porosa. En esta fotografía los contrastes de luz y sombra y la dinámica semicircular concéntrica de la composición, nos invitan a recorrer la imagen de una manera hedonista, líquida, refrescante. 

>> ver más sobre Karla Read
>> ver sitio web de Karla Read
........

27 de agosto de 2011

Flex: una pieza de video-arte del controvertido realizador Chris Cunningham



Video-creación o video-instalación titulada "Flex" del realizador inglés Chris Cunningham, autor de anuncios publicitarios (Nissan, Sony...) y emblemáticos videoclips como el de All is full of love de la cantante Björk o el realizado para Aphex Twin "Windowclicker",  que fue censurado por la MTV en Estados Unidos. Video o cortometraje extraño, envolvente, inquietante, donde los cuerpos se aman en una especie de lucha grecorromana irreal, fantástica y abstracta, en un espacio "fetal" que nos recuerda a algunas imágenes de la película "2001: Una odisea en el espacio" de Stanley Kubrick.

>> ver más sobre Chris Cunningham
........

Amor, experiencia y poesía en la voz de Luis Antonio de Villena


copas y amor a modo de ilustración para el poema Una escena del mundo flotante de Luis Antonio de Villena

Amor, experiencia y tenue erotismo en el poema "Una escena del mundo flotante" de Luis Antonio de Villena, en su libro Huir del invierno (1977-1981). Versos que dibujan un hermoso encuentro fortuito y una de esas pasiones cálidas, tiernas, en una cama fría, que de no ser rescatada en el espejo de la literatura, quizá morirían en el cajón de la memoria que guarda los placeres fugaces. 

>> ver sitio web de Luis Antonio de Villena



Una escena del mundo flotante

Fue, en cierto modo, una historia trivial.
Yo tuve, hace años, algunas parecidas.
Si acaso, aquí no era común su insólita belleza,
ni tampoco su bondad, su grata camaradería.
Lo había mirado varias veces, en ese tiempo
en que la noche era para mí como una caja de sorpresas.
Alguien -no sé cómo- nos acercó un día
en un barito de esos, en calleja pobre y mal estilo
inglés... (Un lugar, incluso hoy, para el desdén absoluto
de la burguesía.) Y todo fue fácil y en seguida.
Tomamos una copa, repasamos los sitios
en que sin duda, días atrás, nos habríamos visto,
y un rato después entrábamos en una cama fría.
Pero era tanta su belleza, había tanta perfección
y calor en su joven cuerpo colmado de delicia,
que recuerdo que al meterme en sus brazos,
al besarnos, y sentir el tacto de su piel total
por vez primera, me estremecí absolutamente,
y me dije que sí, que era verdad, que estaba allí,
y que su boca, su cálida boca, buscaba la mía...


........

Curvas y texturas (6): Naturalezas



........

26 de agosto de 2011

Pareja reposando después de hacer el amor


Mi amor, una obra de Eva Román

Gran obra de la artista sevillana Eva Román. Pintura biográfica, con el explícito título de "Mi amor". El encuadre escogido es interesantísimo, y el erotismo nos surje no de lo que vemos (salvo que se sea un entusiasta fetichista de los pies), sino más bien de lo que no se ve, los cuerpos desnudos de la pareja después de hacer el amor en el estudio de la pintora, mirando al infinito de un cuadro en blanco, quizá el futuro cuadro que estamos viendo, con lo que se establecería un ciclo invisible de pasado, presente y futuro. Los pies de ambos se entrelazan autónomos, en una postura inverosímil, pero real, extendidos como juncos de carne, en amante armonía, unidos por el sello instantáneamente eterno de la pasión satisfecha, radiante y pacífica.

>> ver más sobre Eva Román
>> ver sitio web de Eva Román
........

23 de agosto de 2011

Alexis Mire retratada por Alexis Mire: intimidad al descubierto


Un sugerente autorretrato de Alexis Mire

Sugerente autorretrato de la artista de Filadelfia de 19 años Alexis Mire. Fotografía prácticamente casual, tomada como prueba con su cámara Mamiya. Queda el figurarnos si hubo preparación previa en el vestuario, la elección del encuadre, etcétera, o si sencillamente surgió todo espontáneamente. En cualquier caso, la fotografía es hermosa, serena, equilibrada.

>> ver más sobre Alexis Mire
>> ver sitio web de Alexis Mire
........

Una inquietante fotografía de Alexis Mire


La fotografía y el desnudo artístico de la creadora Alexis Mire

Interesante fotografía de Alexis Mire, creadora de Florida que frisa la veintena. Independientemente de que las piernas femeninas, que parecen escurrirse, se integren en el ambiente y se asimilen a un extraño accesorio perteneciente a los baños, la imagen parece contarnos una historia. Una historia anónima, muda, quizá secreta, que ha de ser re-creada o inventada por la imaginación del espectador. Es quizá esa la inquietud que despierta mirar esta creación: la intangible necesidad de crearle un sentido, una explicación, mientras la contemplamos.

>> ver más sobre Alexis Mire
>> ver sitio web de Alexis Mire
........

Erotismo cibernético en All is full of love (Björk + Chris Cunningham)



Siempre nos sedujo e hipnotizó este videoclip, dirigido por Chris Cunningham, del tema “All is Full of Love” (Todo está lleno de amor) del tercer disco de Björk: Homogenic (1999). Con la purista voz de Björk, la voz gélida de la musa melancólica de cristal, carnalidad y sensualidad del porvenir, geisha de latitudes islandesas. Oirla es como hacer el amor con una densa nieve que se te derrite deliciosamente encima al calor de una chimenea de álgido iglú. Y qué video (recibió numerosos premios). Neorromanticismo de la tecnología. Amor de robots sutilísimos con una delicadeza y pureza extraordinaria. Casi obligados a amarse los amantes cibernéticos, en el rito sincrético de las máquinas teledirigidas por un Cronos informatizado. Amor que nos embelesa y nos hace cosquillas, amor humano por su mezcla de opuestos. Contradicción de ternura y maquinismo. Amor blanco, casi lechoso, amor brillante, metal y neopreno, amor preciso de turbina de cirujano. Amor, paradójicamente, exento de mecánica. Y la juventud, la belleza, que siempre tuvieron algo glacial e inalcanzable. (Leer más en Pepeworks & Kulo de Zebra).

>> ver más sobre Björk
>> ver más sobre Chris Cunningham
........

Joven virgen autosodomizada, por Salvador Dalí


Joven virgen autosodomizada por los cuernos de su propia castidad (1954), obra de Salvador Dalí

¡Salvador Dalí, Oh Salvador Dalí, Salvador Oh Dalí! No uno de los genios del siglo XX, no, eso es poco, una minucia que irritaría jocosamente los bigotes gatunos anti-gravedad de Dalí, no, algo más, sencillamente es EL GENIO del siglo XX. Las comparaciones son odiosas (¿quién lo ha dicho?), por eso vamos a decir una verdad totémica: Salvador Dalí es el Leonardo da Vinci del siglo XX. Que aquí, con esta obra, titulada "Joven virgen autosodomizada por los cuernos de su propia castidad" (1954), nos trae otro armonioso ejemplo de su peculiar surrealismo-hiperrealismo. En la época en que, metafísicamente, (a)cristianamente, entreveía en los cuernos del rinoceronte una perfecta e invisible explicación del universo. Mitología, Biología, Psicología, Sexología. Y es, desde luego una pintura "científica". Una descomposición / eclosión de la materia, una deformación atómica, sirviéndose de un hiperrealismo cubista de habilísima precisión y exquisita sensibilidad plástica. El título completo, desde luego, se las trae, como no podía ser menos en el genio literario de Dalí. Título como broma o crítica cuasi macabra, llena de cinismo poético, redundando en simbologías sexuales prácticamente irreconciliables, imposibles, salvo que seas Dalí, Daaaaaalí, claro. Pero no por eso el cuadro deja de ser una extasiada maravilla concéntrica y mística.

>> ver más sobre Salvador Dalí
........

El ojo de la cerradura (5): Chica en bañador dorado nos muestra sus encantos



5ª entrega de El ojo de la cerradura en la que una chica morena, que bien podría llamarse Amanda, nos enseña cómo menea el esqueleto lánguidamente mientras nos ofrece a la vista sus curvas y afrodisiacos contornos envueltos en un traje de baño dorado. Manzanas doradas que vislumbrar, por delante y por detrás.
........

21 de agosto de 2011

Curvas y texturas (5)



........

Will Santillo y la masturbación femenina en su serie La petite mort


La petite mort: masturbación y orgasmo femenino en la obra fotográfica de Will Santillo

Erotismo femenino muy íntimo y sin tapujos. Retratos de momentos de mujeres en plena masturbación y en los instantes del orgasmo. Imágenes integradas en la voluminosa serie "La petite mort", trabajos acumulados durante ocho años por el fotógrafo estadounidense Will Santillo. Fotografías en donde priman los encuadres arriesgados o sugerentes, la palidez carnal del color sepia que nos ofrece una atmósfera de misterio o recuerdo (incluso puede resultar irónico el hacer instantáneas de momentos tan intensos y privados y transformarlas en memoria fotográfica "familiar" y "antigua"). Fotografías que oscilan entre una frialdad científica y un atemporal calor emocional, sin alcanzar nunca ambos límites. 

>> ver más sobre Will Santillo
>> ver sitio web de Will Santillo
........

La masturbación femenina como investigación de arte fotográfico


Maturbación y orgasmo femenino, serie La petite Mort, obra del estadounidense Will Santillo

Fotografía integrante de la serie "La petite mort" del norteamericano Will Santillo, que fue publicado por Taschen reuniendo unas 200 páginas con fotografías en sepia tomadas a lo largo de ocho años en distintas partes del mundo, reflejando, principalmente, momentos de masturbación femenina. El título ("La pequeña muerte") es un término en francés que alude a la pequeña "muerte" instántanea que resulta del orgasmo. Muchas de las imágenes, de alto contenido erótico, están desdibujadas, desenfocadas, produciéndonos un curioso efecto de realismo "mágico". De alguna manera en la cúspide del placer, todo se desdibuja, la realidad difumina sus bordes y contornos. Pero aquí el extrañamiento visual del desenfoque puede tener una doble lectura: ¿se desdibuja la mujer retratada o es el espectador (se nos ocurre) el que ve (o imagina) su propio desvanecimiento a través del placer, como una especie sublimación inconsciente?

>> ver más sobre Will Santillo
>> ver sitio web de Will Santillo
........

Razoomovsky: Clasicismo Erótico + Hiperrealismo Fashion


El arte de Andrey Razoomovsky, obra perteciente a las serie Milk

Una obra de arte digital más de la serie "Milk" de Andrey Razoomovsky, leche digitalizada ciñendo y vistiendo a sensuales modelos. Ingenio y maestría. Resultados sabrosos llenos de glamour cremoso. ¿Quizá una parodia al mundo de la moda?, ¿Quizá una sátira encubierta a modo de respuesta a la campaña "Got Milk" en Estados Unidos? No importa. El arte mejora cuando acaba borrando las pistas circunstanciales que lo originaron... La imagen es una de nuestras favoritas de la serie. Aunando clasicismo, erotismo, simbología gastronómica, lujo, fuerza, contraste, estilo, fragancia, fulgurante hiperrealismo y exquisitas curvas. 

>> ver más sobre Andrey Razoomovsky
>> ver sitio web de Andrey Razoomovsky
........

19 de agosto de 2011

vídeo sobre las esculturas eróticas y los templos hinduistas de Khajuraho



Excelente vídeo sobre el mayor conjunto de templos hinduistas situado en la localidad de Khajuraho, al norte de la India, considerado por la Unesco, desde 1986, Patrimonio de la Humanidad y famoso por sus abundantes esculturas eróticas. Los templos fueron construidos, al parecer, entre los siglos X y XII.

>> ver más info en Wikipedia
........

La bacante: Un poema de Cristina Peri Rossi


fragmento de una fotografía de Will Santillo, de su serie La petite mort

Poesía perteneciente al poemario Diáspora (1976) de la prolífica escritora Cristina Peri Rossi, natural de Uruguay, nacionalizada también española desde 1975. Versos que nos describen un rito íntimo y voraz, lleno de vitalidad y abundantes sensaciones enérgicas, en un lenguaje cristalino, directo y contundente en el rápido discurrir de las líneas. (La imagen que nos acompaña es un fragmento de una fotografía de Will Santillo).



La bacante

Allí, escondida en las habitaciones.
Ah, conozco sus gestos antiguos
la belleza de los muebles
el perfume que flota en su sofá
y su ira
que despedaza algunas porcelanas.
Husmea las flores encarnadas
las estruja nerviosamente
-esa belleza la provoca-
las rasga las lanza lejos
caen los doseles sobre el lecho
se pasea febril por las habitaciones
está desnuda y nada la sacia
abre cajones sin sentido
enciende el fuego en la chimenea
regaña a las criadas
y al fin temible, con el hocico temblando,
se echa desnuda en el sofá,
abre las piernas
se palpa los senos de lengua húmeda
mece las caderas
golpea con las nalgas en el asiento
ruge, en el espasmo.


........

Selección de obras de Arte Erótico de varios artistas



Buen vídeo y buena selección de pinturas, dibujos e ilustraciones, de contenido erótico, de varios artistas, entre ellos: Cristophe Vacher, Michael Mobius, Hajimi Sorayama, Peter Jawarowski, Olivia De Berardinis, Jon Hull, Matthew Riedl, Erik Drudwyn, Boris Lopez, Ricky Carralero, Loga 90, Rowena Morill... El vídeo lo hemos localizado en la cuenta de youtube de Fernita Green (cuenta ya desaparecida).
........

Curvas y texturas (4): Alfombra y piel



........

18 de agosto de 2011

Nueva iconografía erótica en la vidriera de una iglesia gótica



Gracias a la magia de las técnicas del Photoshop, elevado a San Photoshop en virtud de sus milagros por la Conferencia Episcopal, ahora podemos ser devotos de religiones más apetecibles y placenteras. Como el caso que nos ocupa: debido a la falta de asistencia de feligreses a las parroquias de la localidad de Ajuntamientos Asilvestrados, la Iglesia Mayor de la comunidad, de construcción gótica, ha hecho trascendentales reformas para dar un aire más moderno, cercano y lúdico a su evangelización. El cambio más señalable es el ajuste iconográfico de la vidriera del altar mayor, como puede apreciarse en la fotografía.
........

El ojo de la cerradura (4): Sorprendemos a la vecina con medias de latex y haciendo un trabajito



4ª entrega de El ojo de la cerradura. Sorprendemos a la vecina de al lado llevando unas excitantes medias de látex y haciendo un trabajito con dedicación y constancia, a buen ritmo y con ganas. ¿Qué está haciendo exactamente y con quién? Desgraciadamente el ojo de la cerradura no nos deja ver más... así que hay que echarle imaginación a la cosa... 
........

Las mujeres en la pintura de Catherine Abel


Las mujeres de trazo rotundo en la pintura de Catherine Abel

Obra de la pintora australiana Catherine Abel, que retrata sobre todo a mujeres desnudas o semidesnudas en atmósferas de color vigoroso y con fuertes contrastes entre lo claro y lo oscuro (como si de una vidriera se tratase), y muchas veces con tratamientos cubistas. Mujeres de exuberancia rotunda, con el pelo cortado a media melena generalmente, de facciones duras, afiladas e intensas, con inspiración en las modas y las formas de arte de los años 20. En este cuadro titulado "Lioness" (Leona) nos encanta el cromatismo y la conjunción de curvas en la composición: los dorados y granates del sofá, las plantas del fondo (que nos recuerdan a las plantas que pintaba Henri Rousseau) y las curvas propiamente femeninas, insinuando un cuerpo poderoso, destacando los voluptuosos muslos.

>> ver sitio web de Catherine Abel
........

Annick Bouvier: Una suspensión sensual en el tiempo


Annick Bouvier: mujer sobre un sofá rojo

Otro bello cuadro de la pintora Annick Bouvier, donde sorprendemos la quietud reflexiva y sensual de una mujer, sin ver por el encuadre elegido en la composición, hacia dónde dirige su mirada, pero presintiéndola, por toda la actitud corporal de la retratada, hacia el infinito. Son quizá los colores que dominan en el cuadro los que nos pueden acercar a la emoción de la modelo: la fría tranquilidad soñadora del conjunto de los tonos azules, en contraste armónico con el rojo apasionado del sofá, que late con forma de corazón cromático en la estabilidad profunda, inalcanzable y acuática del ambiente.

>> ver más sobre Annick Bouvier
........

Curvas y texturas (3)



........

Curvas y texturas (2)



........

Curvas y texturas (1): Negro sobre blanco


Negro sobre blanco

........

17 de agosto de 2011

Andrey Razoomovsky: Erotismo a base de leche


Andrey Razoomovsky: retratos de desnudos femeninos embadurnados en leche

Impresionante creación de arte digital desarrollada por el carisma del ruso Andrey Razoomovsky, perteneciente a su reconocida serie "Milk", en la que se retratan desnudos femeninos con finas y ajustadas telas de salpicante leche. Erotismo elegante con fuerza y muchísima sugestión a base de leche para alimentar nuestras iluminadas fantasías, una vez más gracias al arte del Photoshop y milgrosos programas similares.

>> ver más sobre Andrey Razoomovsky
>> ver sitio web de Andrey Razoomovsky
........

Culo femenino embadurnado en leche


nalgas femeninas cubiertas de leche, obra perteneciente a la serie Milk, de Andrey Razoomovsky

Arte digital de la mano del coloso de nacionalidad rusa Andrey Razoomovsky. Creación perteneciente a su célebre e impactante serie "Milk". La leche tratada digitalmente, explotando sobre la piel y ciñéndose como pantalón ajustado (fijémonos en la línea de costura que corre en los laterales de los muslos), incitando a una simbología sexual obvia, pero sutilísima en interpretaciones. Leche rica y nutritiva sobre un trasero femenino de modelo: doble degustación, doble lujuria. Y hay algunos que relamiéndose podrían decirse: "¡quién fuera leche!"

>> ver más sobre Andrey Razoomovsky
>> ver sitio web de Andrey Razoomovsky
........

Los pezones y la llamada del placer


Los pezones o los botones para llamar al ascensor del placer
En el blog Pepewoks & Kulo de Zebra, sitio web gigantesco, casi enciclopédico, el escritor José Martín Molina viene publicando periódicamente greguerías literarias, que el denomina "greguerías postmodernas" (ver). Hay una sobre los pezones que nos ha encantado por su original y sorprendente asociación poética. 

" Los pezones son los botones para llamar al ascensor del placer. "
........

El ojo de la cerradura (3): Chica rubia con ajustados pantalones de cuero ante el espejo



3ª entrega de El ojo de la cerradura. Esta vez contemplamos cómo la vecina se contonea delante del espejo, envuelta en unos ajustados pantalones de cuero, que harán las delicias de más de algún voyeur que se asome por nuestro peculiar ojo de la cerradura. En cuanto a ella, la vecina... llamémosla Linda. 
........

El erotismo antiguo y el actual se dan la mano por la rebeldía de un zapato de tacón


La pintura de Annick Bouvier

No deja de tener sus ironías simpáticas y diversas lecturas esta obra de Annick Bouvier, artista nacida en Francia en 1964 a la que ya dedicamos una entrada anterior: Annick Bouvier: sensualidad y glamour sereno en sus retratos femeninos, en la que hablábamos sobre su especial estilo tan sugerente (ver enlace). En el cuadro vemos a una elegante mujer recolocándose el zapato y para ello, como acto mecánico, se apoya en una escultura de arte antiguo. Una figura precisamente masculina. Podríamos interpretar el apoyo imprescindible del arte moderno en el arte antiguo, como si necesitásemos la sabiduría antigua para "estar más guapa". Por otro lado la mujer está flanqueada por un par de esculturas completamente desnudas, y sin embargo nos resulta mucho más erótica la mujer, vaporosamente vestida, con su insinuante postura serpenteante en contraste con la rigidez de los desnudos antiguos. Una vez más el erotismo potencia lo que oculta. Otra interpretación es el cómo mediante el contacto la mujer "da vida" a la escultura masculina sobre la que se apoya, un contacto entre antigüedad y modernidad, un contacto entre lo eterno y lo cotidiano, un contacto entre arte y realidad, un contacto entre mujer líquida y hombre falo, hermanados en un ámbito común: la representación pictórica de un museo, o sea, el arte dentro del arte. 

>> ver más sobre Annick Bouvier
........

16 de agosto de 2011

Annick Bouvier: Sensualidad y glamour sereno en sus retratos femeninos


Annick Bouvier: Sensualidad y glamour sereno en sus retratos femeninos

En el blog de Carmensabes poesía y arte hemos descubierto el buen hacer de la pintora francesa Annick Bouvier y sus mujeres retratadas con la caricia de un pincel fino, detallista, sereno y muy sensual, más el planteamiento de un realismo idílico y revelador. Son mujeres elegantes sorprendidas en momentos íntimos y cotidianos, a veces reflexivos, vestidas con telas ligeras y glamurosas, que lamen con mimo el cuerpo de las modelos. Mención especial a la excelente ejecución pictórica de las telas, tan difíciles de resolver de por sí. En la imagen de arriba: la hermosa, sugerente e íntima pintura de una mujer realizando la casi imposible tarea de atarse ella misma los lazos del corsé (¿o está quitándoselo?).

>> ver más sobre Annick Bouvier
........

Chico Wrangler: Un poema de Ana Rossetti


Chico Wrangler, un poema de Ana Rossetti, perteneciente al libro Indicios vehementes
¡Cómo no íbamos a traer aquí a nuestra queridísima Ana Rossetti! Imprescindible en esta nuestra modesta (¿modesta?) y personal antología del Arte y el Erotismo. Ella fue una de las pioneras en escribir y publicar versos eróticos llenos de talento, belleza, desenvoltura, exuberancia y picardía allá por los primeros 80. Con nosotros, el poema Chico Wrangler, perteneciente a su poemario Indicios vehementes (1985). ¡Y aprovechamos el homenaje para mandarle saludos a Ana, de parte del Niño Malo!


Chico Wrangler

Dulce corazón mío de súbito asaltado.
Todo por adorar más de lo permisible.
Todo porque un cigarro se asienta en una boca
y en sus jugosas sedas se humedece.
Porque una camiseta incitante señala,
de su pecho, el escudo durísimo,
y un vigoroso brazo de la mínima manga sobresale.
Todo porque unas piernas, unas perfectas piernas,
dentro del más ceñido pantalón, frente a mí se separan.
Se separan.


........

El ojo de la cerradura (2): dos chicas vestidas de latex disfrutan en privado



2ª entrega de El ojo de la cerradura, donde podemos tener el placer de espiar a dos chicas ataviadas con látex que se lo montan con sus accesorios en la habitación de al lado. Ver para imaginar el resto, porque lo que no se ve es más potente que lo que se ve, ahí la clave del erotismo, y la guinda la pone el escultor mental de tu fantasía...
........

Ponerse las botas : un vídeo misterioso...



No sabemos a qué obedece la realización de este vídeo con el que nos hemos topado curioseando por youtube, pero nos ha intrigado y sugestionado. Independientemente de la calidad en la realización y los medios técnicos empleados, a todas luces detrás de estas imágenes hay un guión, aunque de indescifrable motivación, ¿quizá fetichismo casero? Hay también una elección NO casual en los planos que la cámara recoge. En cualquier caso nos habla de una historia, que va introduciendo variantes y pequeños giros, una historia con posibles mensajes que podemos crear nosotros mismos, al gusto de cada cual, según la libertad de elección o fantasías de cada cual. Os invitamos que nos comentéis vuestras opiniones al respecto... 
........

Unas piernas en pantys azules dibujando el aire de nuestros deseos


Sylvie Fleury : Escultura - instalación de arte moderno

Escultura e instalación de la artista suiza Sylvie Fleury (nacida en Ginegra, 1961), que en sus creaciones suele inspirarse en objetos de lujo, del mundo de la moda y relacionados estrechamente con el consumo. Sea con sus creaciones crítica o no, irónica o no, ella misma expresa el desasosiego que produce el consumismo en estos términos: “Un deseo satisfecho, despierta nuevos deseos”. Introduciéndonos en una espiral imparable del cada vez más, del cada vez mejor.

Fuera de estas consideraciones, la obra que nos ocupa, nos hechiza por ofrecérsenos de manera invertida la mitad vestida de una mujer o maniquí, de cintura para abajo, unas hermosas piernas que delinean el aire con una deseable sugerencia táctil y visual, conviertiéndose en objeto fetichista o de culto. Recordemos que el fetichismo centra su atención en las partes, nunca en la totalidad. La mitad inferior de la mujer se convierte en la parte superior (la parte superior desaparece para siempre), y las piernas vestidas con pantys azules se cruzan con elegancia de cisne en un estanque-diana que reflejan la ausencia del resto del cuerpo, que no se echa de menos en absoluto. Pues sí, vaya, un perfecto ready-made para colocar en el suelo de nuestro salón como trofeo contemplativo y hedonista.
........

15 de agosto de 2011

Downtown: mujeres vintage ardiendo en un infierno moderno


Downtown, técnica mixta, obra de Mia Mäkilä

Downtown: Ambiente telúrico y fuego, a modo de infierno moderno ardiendo (revisión de Dante, El Bosco...), sometidos al tratamiento de las "eyaculaciones" de manchas de pintura abstracta. Una especie de atractiva y sugerente broma o recreación macabra donde nuevamente encontramos la combinación de recortes de edificios torre a modo de pedestal para desnudos femeninos vintage que disfrutamos en otras obras de Mia Mäkilä, artista plástica nacida en Norrköping, Suecia, en 1979, y que se define a sí misma como "artista del horror".

>> ver más sobre Mia Mäkilä
>> ver sitio web de Mia Mäkilä
........

El ataque de lo Rosa : Una obra de Mia Mäkilä


El ataque de lo rosa (Attack Of The Pink), una obra de Miä Mäkilä

En esta otra obra, Attack Of The Pink (Ataque de lo Rosa), de la artista plástica, proveniente de Suecia, Mia Mäkilä, nos encontramos con una composición de técnica mixta muy parecida en planteamientos a su creación Pink Hell. Aquí la eyaculación de color es mayor, con un enorme rosa-chicle-fucsia "manchando" con exhuberancia la mayor parte del cuadro, tapando a jirones la ciudad y las figuras recortadas a modo de collage, que tanto por la perspectiva como por la disposición de los desnudos y los recortes, nos recuerdan a algunas pinturas de El Bosco. Tomando como referencia el título, Ataque de lo Rosa, esta obra nos sugiere la agresión (o si se quiere, violación) que el Arte Moderno Abstracto perpetúa sobre el arte antiguo, en este caso el arte carnal de Hieronymus Bosch "El Bosco".

>> ver más sobre Mia Mäkilä
>> ver sitio web de Mia Mäkilä
........

Infierno rosa : desnudos femeninos en una orgía de color


Mia Mäkilä: Infieno rosa (Pink Hell) - técnica mixta

Obra de técnica mixta de la artista multimedia sueca Mia Mäkilä, nacida en 1979. Ella misma define su arte como "arte del horror", y su estilo como horror-pop-surrealismo. Su obra nos entusisama.  En Pink Hell (Infierno Rosa) nos encontramos con una preciosa y chocante composición, no exenta de humor, donde se alternan estallidos (eyaculaciones) de pintura, junto a recortes de mujeres antiguas y un simbólico edificio fálico, dando un resultado onírico y volátil. Toda la violencia demoniaca posible y el gesto agresivo de los manchones de pintura, quedan dulcemente apaciguados por la dominación de las tonalidades rosa pastel. Se nos ocurre que este cuadro podría representar metafóricamente el perverso sabor de una exótica piruleta de fresa empapada en ambrosía.   

>> ver más sobre Mia Mäkilä
>> ver sitio web de Mia Mäkilä
........

El ojo de la cerradura (1): espiando a una chica vestida de látex


Inauguramos nueva sección, El ojo de la cerradura, con el primer vídeo. Ya que el arte del erotismo consiste más en insinuar y ocultar que en mostrar abiertamente, asistiremos a insospechadas intimidades desde el ojo de una cerradura: una puerta secreta a la imaginación y a las calientes y valientes fantasías. En la primera entrega espiamos a una pelirroja vestida de látex rojo y negro jugando en su salón...
........

Sexo y Surrealismo: un matrimonio muy fértil + La película "Un perro andaluz"



Como el Surrealismo extrae su petróleo creativo de la materia insondable del inconsciente (incluyendo el inconsciente colectivo), casi de inmediato nos encontramos con el fantasma omnipresente del sexo. Y así, el Surrealismo engendra una inmensa progenie de monstruitos sexuales, criaturas sublimes y criaturas horrendas, sexualidad camuflada, sugerida o evidente, obscena. Además, el Surrealismo en sus inicios, como posición estética, suele buscar el impacto, el malditismo, el remover las conciencias a través del escándalo: otra importante razón de apoyarse en la simbología sexual y transgresora. Y buen, buenísimo ejemplo de esto es Un perro andaluz (1929), película de Luis Buñuel y Salvador Dalí (que trabajaron juntos en el guión en una perfecta simbiosis que no volvería a repetirse).

En Pepeworks & Kulo de Zebra tenemos un interesante artículo sobre la gestación y avatares de esta película, que es quizá la obra cumbre del Surrealismo cinematográfico. [ver enlace].
........

El remedio al gatillazo puede ser oír jadeos en la habitación vecina


posible solución al gatillazo: oír los jadeos sexuales de Marta en el cuarto de al lado; poema de Ramón Irigoyen
Ramón Irigoyen nos gusta mucho y más que mucho: muchísimo; con su pluma de desenvoltura helénica escribe poemas con fuerza, ternura, ferocidad inconoclasta, profesando incluso la ocurrente blasfemia en algunos versos, humor, exhibicionismo, hermosos dictámenes, surrealismo, juegos de palabras, descarada cotidianidad y una riqueza metafórica fuera de lo común. Su libro Cielos e inviernos, recopilación de poemas escritos entre 1969 y 1983, nos parece libro de cabecera fundamental para excitar la imaginación poética. Por supuesto, el amor surge constantemente en los versos de Ramón, amor, desamor, melancolía, experiencias y cómo no aventuras amatorias. He aquí El jazz de los huéspedes, donde los jadeos sexuales de Marta, a modo de jazz milagroso que emana de la habitación contigua, salvan el gatillazo y se levanta la bandera de la carne.


El jazz de los huéspedes

Nuestro amor se va al Zaire.
Acelera su fuga mi precaria salud.
Dormimos abrazados
y, aunque a ratos me empalmo,
mi golondrina baila con poca convicción.
Envuelve el dormitorio
esa neblina turbia
del tabaco con sabor a alcanfor.

Pero este amor ya póstumo
aún tendrá dos noches
de auténtico esplendor.

En el cuarto de al lado Marta y Juan
jadean y jadean, que es una bendición.
Con música tan viva
hasta de la agonía
me recupero yo.
Te beso con deseo
y la salud de nuevo endereza el amor.

Y llueven las caricias,
bailamos como negros
y el jazz de Marta me anima a amarte aún.


........

Cuatro culos en pantalones de látex en un sueño


Cuatro culos femeninos envueltos en látex se aparecen en sueños
En el blog Un laboratorio indecente, el escritor José Martín Molina va publicando con absoluta fidelidad los sueños que tiene cuando duerme (no estamos hablando de soñar despierto), y aquí rescatamos un fragmento de uno de sus sueños de contenido erótico escitante y refrescante: Póker de culos enfundados en látex.

Ahora me encuentro en el baño. Miva esperando fuera. Me encuentro mirando mi rabo en el w.c. Resulta que tiene pelos negros pegados en el capullo y una espesa capa pegada como de horchata. Voy tirando con cuidado de los pelos enroscados, pensando que no me había duchado..., menos mal que esto no se ha notado, pienso. Cuando salgo sigue Miva ahí, y acaban de llegar Eva (mi chica) y mi hermana. De repente hay dos tías más. Me hacen un extraño juego. Se ponen Miva, Eva y las otras dos, que no conozco ni he visto nunca (¿amigas de Miva Gold?), de espaldas, las cuatro de pie y de espaldas, van vestidas igual, con pantalones de cuero negro, más bien látex, super-ajustados, marcando bien claramente los culos. Pantalones de cuero-látex, sin bolsillos, traseros perfectamente apetecibles.

El juego consiste en que adivine de quién es cada culo, estando ellas de espaldas y sin que yo vea las caras. Se supone que no sólo se trata de distinguir, sino de elegir culo, lo que conlleva elegir chica. De espaldas los culos son muy parecidos, sólo se distinguen más o menos por las largas melenas que caen exhuberantes y quietas por la espalda. De izquierda a derecha tengo ante mí: cabellera rubia, cabellera morena, cabellera morena, cabellera rubia. Simetría. Y los culos también simétricos y excitantes, las 4 chicas con la misma altura, cuestión de escasos centímetros. Pero no se están quietas, no paran de moverse y Eva hace trampa: para que no me equivoque en la elección y sepa quién de las cuatro es ella, muestra, como despistadamente, el perfil, dirigiéndose a la que está en el extremo derecho, diciéndole no sé qué (cualquier cosa que sirva de excusa para medio girarse y así delatarme su posición). También sé que, desde el principio, Miva Gold está en el extremo izquierdo. Eva, por lo tanto, a continuación, y las otras dos del lado derecho. Las cuatro están abrazadas en cadena por la cintura. Sin duda, los dos culos que me llaman más al deseo, perfectos en sus formas embutidas en el látex, son los de Miva y Eva. El de Eva aún más hermoso. Uhmmmm. Pero se mueven demasiado para poder analizar bien las perfectas formas, Eva aprovecha cualquier excusa, cualquier frase u ocurrencia, para volver a dar(me) medio perfil, ¡para que no me equivoque de culo! Y las otras le regañan, eso no vale, mira al frente como hacemos todas, le dicen (aunque para decirle esto, ellas también giran medio perfil...).

Quiero estudiar mi elección más en detalle, estudiar las mínimas diferencias que terminen por inclinar la balanza de mi elección. Es difícil elegir. O una u otra. Culitos muy, muy sabrosos. Podría derretirme muy fácilmente. Para evitar las artimañas de Eva, se me cierra el plano de lo que veo, así sólo veo un trozo final de las melenas y en el centro del plano los sugerentes culos. El plano se va aproximando más y más, hasta tener prácticamente (yo estoy sentado en el sofá) los dos culos principales a un palmo de mis narices. Y es ahí, justo ahí, cuando me despierto.
[extracto del sueño Póker de culos enfundados en látex, de José Martín Molina]

>> ver más contenidos eróticos de José Martín Molina
........

13 de agosto de 2011

El sexo, el amor y la tensión según Woody Allen


frases y citas ingeniosas de Woody Allen

El sabroso ingenio de Woody Allen nos tiene más que acostumbrados a acertadas sentencias llenas de un humor agudo, íntimo, irónico y universal. Aquí viene una de sus citas, hallada en la cuenta de twitter @WoodyQuotes, expresándonos la relación entre el sexo, el amor y la tensión en un certero y divertido axioma.

" El sexo alivia la tensión, el amor la aumenta. "
........

Una noche de bodas muy sorprendente



El sexo vende. Y si es con humor le da el punto, el toque y se te queda en la retina y en la memoria. Y lo más importante: lo compartes (si el sexo es "serio" compartirlo empieza a ser una cuestión muy privada... ¿o no?). El vídeo ha sido dirigido por los primos (así se hacen llamar: "Cousins") Keith Hamm and Jordan Sharon, dedicados a la realización de videoclips y anuncios publicitarios [ver web]. Y retomando el tema de compartir, he aquí los eslóganes del vídeo: ¡Comparte el Arco Iris!, ¡Prueba el Arco Iris! Y nosotros añadimos: ¡¡Toma Lacasitos!!
........

Me gusta ser una zorra : Delirios punk de los años 80



Ellas (Las Vulpes) lo tienen muy claro: "Me gusta ser una zorra". Letra picante y contestataria y buena música punk versionando el "I wanna be your dog" de Iggy Pop y los Stooges. Y es que la estética punk siempre nos ha parecido dotada de un decatente y postmoderno erotismo muy atrayente: ropas ajustadas y desgarradas (que más de una "princesa" del punk parece una recién violada al estilo insultante de sarna con gusto no pica), pelos multicolores y rapados a cachos, primacía del cuero, sexualidad abierta, agresiva y subversiva, botas paramilitares, collares de perros y de esclavas fetichistas, piercings y tattoos insospechados... algo así como la premeditada antiestética del clan de la muñeca Barbie, o sea: las muñecas del Satanismo urbano.

Las Vulpes, aquí, tomándoselo muy en serio, con cierto proselitismo descarado nos imponen sus normas sexuales: nada de amor, el sexo por dinero, más el eslogan "me gusta ser una zorra", etcétera... Y apuntamos una anécdota: la emisión de esta canción en la televisión provocó el cierre de un programa entero. En Pepeworks & Kulo de Zebra nos cuentan qué pasó y más información sobre aquellas chicas punk de Baracaldo (ver enlace).
........

Nalgas dalinianas del artista plástico checo Jan Saudek


Surrealismo, pintura de Jan Saudek

La imaginación y producción de Salvador Dalí es fuente inagotable para la sed de innumerables artistas, creándose y recréandose (reproducción in-mente) en algunos hermosísimos hermanos bastardos como lo es esta pintura de Jan Saudek, titulada, sin ocultar su génesis y a modo de tributo, "Surrealismo". Un desnudo daliniano, arropado con jirones y telas y vacíos dalinianos, mostrándose escultural y gigante en un apaisado espacio poblado de aviones antiguos que nos recuerda algo a las sugerencias metafísicas de De Chirico. Nalgas rotundas y desiguales encerrando una insalvable contradicción: por un lado se nos muestran duras, pétreas; por otro lado parecen ir cayendo, sometidas a una invisible flacidez.

>> ver más sobre Jan Saudek
>> ver sitio web de Jan Saudek
........

11 de agosto de 2011

Largos polvos con Rosa (fragmento de la novela Penetraciones)


Largos polvos multiposturales con Rosa, fragmento de la novela Penetraciones
Fragmento del tercer capítulo, Rosa o recorrer varios kilómetros en un espasmo, de la novela Penetraciones del escritor José Martín Molina; novela íntima, corrosiva, salvaje, algo aleatoria y autobiográfica, donde el sexo, de cuando en cuando aflora con rotunda falta de pudor y desde un punto de vista personal, incluso egoísta o sexista, aderezado con algunas divertidas situaciones y exageraciones humorísticas.
Me la tiré a cuatro patas después de un larguísimo polvo multipostural, que de tanto aguantar el no-eyacular al final se me bajó, sobre todo también porque ella abusó de la postura-tijera. Pues en breve, a la segunda embestida, cuando cogía sus cabellos como si fueran riendas, entre que la castigaba desde atrás, yo de rodillas pegado a su culo como una lapa, mi pelvis estallando una y otra vez contra sus bamboleantes nalgas, sus glúteos de parafina, y sonaba chof chof chof chof, y mis neuronas se encabritaban y se subían a un cohete imparable a cada chof chof chof chof, con lo cual vi en seguida que iba a tardar un suspiro en eyacular y ésta vez no lo retuve. Me corrí tan agusto y egoístamente.

Ella se quedó cachondona perdida, como un grifo que se ha atascado y no cierra el manantial a borbotones de su líbido. Ella quería seguir a toda costa y empezó a hacerme cosquillas, retorcerme la cola desesperadamente, a lamerme la oreja como si fuera de mermelada, a masticarme los hombros con dientes de alocada sierra... a joder la marrana, en definitiva. […]

Yo quería detenerla, porque si continuaba tres segundos más chupándomela y asediándome con su ávido cuerpo, yo perdería la cabeza sin remedio, dominado completamente por el segundo cerebro situado entre mis piernas. Estuve a punto de estrangularla para que me dejase dormir al menos esas dos míseras horas de rigor. […]

Al final, aunque seguía sin serenarse, decidió no probar los límites de mi paciencia y dejó de tocarme literalmente los cojones. Y me dormí tan plácidamente, en cuestión de segundos. La verdad que el polvo me había dejado el ánimo arrasado y pacificado como un nenúfar flotando en un estanque. Más plácidamente incluso y en concreto... por haberla dejado así de atropellada. Me sentía como un sultán, obeso y holgazán, con el apetito satisfecho, ignorándola y habiéndola dejado a medias.

Ella quizá se levantó y se metió en la raja algo cuidadosamente escogido en la cocina para calmarse, quizá la batidora quizá una botella de vino, quizá un buen trozo de salchichón, mientras yo roncaba como un brontosaurio. Lo que sí sé es que ella no pegó ojo y estuvo sin dormir porque el angelito estuvo pendiente de no quedarse dormida para poder despertarme a su debido tiempo y que yo no me quedara dormido. Además me preparó el desayuno. Todo un detallazo.
[extracto de la novela Penetraciones, de José Martín Molina]

>> ver más de la novela Penetraciones
>> ver sinopsis de la novela Penetraciones
>> ir al índice de Penetraciones
........

El clamor de una penetración: una obra de Jan Saudek


Victory on the Sea (1993), obra del artista plástico checo Jan Saudek

Fotografía con tratamiento de color del artista plástico checo Jan Saudek (nacido en 1935). Esta obra, Victory on the Sea, de 1993, algo vintage (como si se tratase de una revisión moderna e irónica de la pornografía de la primera mitad del siglo XX), con su ambiente de fondos como de nave industrial cuidadosamente sucia y semiabandonada, a tropezones grandes de pintura salpicadas las paredes, como ámbito donde explayarse al abrigo de la fantasía de placeres prohibidos, nos sumerje en un mundo de múltiples simbolismos o posibles metáforas, a partir de la presencia "atonal" de la tuba, que hasta podemos imaginar su sonido grave de elefante en un perfecto instante de clímax.

>> ver más sobre Jan Saudek
>> ver sitio web de Jan Saudek
........

El arte del desnudo en Paul Delvaux



El desnudo femenino en la obra pictórica de Paul Delvaux (1897-1994), pintor que en su madurez emprendió un surrealismo sereno que siempre nos ha entusiasmado, es casi una constante omnipresente, como puede apreciarse en este vídeo, en el que alrededor del 90% de las obras mostradas incluyen desnudos femeninos. Abundan mujeres desnudas pero con un sombrero o una liviana tela, que de alguna forma dan "distinción" al desnudo. Mujeres algo hieráticas, con una serenidad que nos recuerda a Botticelli, siendo sorprendidas en su desnudez sin apenas inmutarse, sin aspavientos, en una calma bovina, dándonos una sensación de intimidad críptica, inalcanzable. Guapas y algo macizas, pero estilizadas, elegantes, carne y piel que se nos ofrece en estricta naturalidad, exactamente igual que si las viésemos vestidas, tanto los espectadores del cuadro como los hombres que las rodean. Más que excitación provocan un voyeurismo inocente y sensual. Es quizá esa la razón de que nos resulten tan exquisitamente eróticas: su aparente falta de pudor, su decidida y aparente falta de la consciencia de su desnudez. 

>> ver más sobre Paul Delvaux
>> ver la biografía de Paul Delvaux
........

10 de agosto de 2011

El arte de seguir a unas hermosas nalgas de fantasía (videoclip)



Este vídeo (y la música que lo acompaña) nos ha gustado, nos gusta y nos gustará muchísimo, infinito, ad infinitum. Una auténtica gozada visual. Sólo hay que dejarse llevar y seguir la estela de esas hermosas piernas y nalgas que caminan en un lánguido y carnoso non-stop y que atraviesan el espacio lechoso de nuestras más imperecederas y exquisitas ensoñaciones... El vídeo ha sido realizado por Petra Mrzyk y Jean-François Moriceau y se ajusta como un guante (o como la perfecta silueta de un sueño fabricado con la materia de la fantasía, la sensualidad y el deseo de la carne) al planteamiento minimal tecno-pop del tema “Look” de Sébastien Tellier (perteneciente al disco “Sexuality”, 2008).
........

Sexo y Gastronomía entremezclados en un poema explosivo


Menú del día (poema de José Martín Molina): juego literario entre el sexo y la gastronomía
Con el irónico título de "Menú del día" nos hallamos ante un poema con un juego de transposición (casi a modo de collage literario) entre términos gastronómicos y estrictamente sexuales. Comida exquisita y canibalismo erótico. Versos que nos pueden hacer salivar en dos sentidos: el estomacal y el genital... Poema perteneciente al libro Kulo de zebra, del escritor José Martín Molina. Que tengáis buen apetito y lo disfrutéis!! (Puedes ver más poemas del libro Kulo de zebra, pinchando aquí


Menú del día

Ensalada de pimientos y bajarte bonito
y anchoas las bragas ensalada y tumbarte
mixta sobre la mesa y saborear ensalada

el pescado de ahumados de tu vulva pulpo
y arrancarte el bikini a la gallega sepia y
abrirte a la plancha de piernas calamares

y escarbar lengua andaluza en tu recto
boquerones y pellizcarte en vinagre sendos
pezones gambas al ajillo y meterla patatas

en tu boca y besarte los ali-oli ojos empanada
asturiana y golpearte surtido de los muslos
ahumados y darte queso manchego la vuelta

y penetrar croquetas de marisco tu recto lacón
y escupirte con cachelos en la nalga y callos
apretarme a la madrileña contra tu cadera y

oreja hacerte gritar arrancarte a la plancha un
mechón y penetrarte chorizo a la sidra la vulva
lento jamón lento y sacarla ibérico y salpicarte

tabla de los muslos de leche ibéricos y fumarme
un cigarro postre de la casa y otro pagar la cuenta
cigarro no quiero café

buena tortilla límpiame hemos hecho con
la servilleta ya te puedes no olvides el bolso
ir


........

Sesenta tenedores para Kali (poema erótico-salvaje a la diosa Kali)


La diosa Kali como inspiración en un poema erótico-salvaje: 60 tenedores para Kali



Poema perteneciente al libro Desde los nadis, del autor José Martín Molina. Poema, cuasi plegaria, inspirado en la potente diosa oriental Kali, con versos de feroz erotismo, llenos de dictámenes surreales y terrenales, una posible alegoría para una liturgia de la carne y la posesión. (Puedes ver más poemas del libro Desde los nadis, pinchando aquí




Sesenta tenedores para Kali

DAME Sarampión y un Salero
Vísteme de Encaje con tu Lengua
Añádeme Dientes por la Piel
Méteme en tu Carrusel de Pelos
Ponme una Soga con tus Piernas
Grítame hasta que salgan Lombrices
Límpiame la Cara sobre tu Alabastro
Sácame un Collar de Hormonas por el Vientre
Rómpeme dos Ladrillos en la Frente
Róbale un Latigazo a mi Esqueleto
Senténciame a Vida perpetua
Túmbame sobre tu Colchón de Abrazos
Sumérgeme en tu ronroneante Habitá-culo
Clávame tus Banderas en el Perineo
Bébeme en Copa de Carne
Píntame un Dibujo de Manos ansiosas
Ábreme un Precipicio de Telas
Lléname la Boca con tus Rodillas
Ponle Énfasis y Pimienta a mis Locuras
Radiografíame con tus Costillas
Átame a tus Sandalias
Colócame en tu Órbita de Rabia
Préndeme en tu Ojal entre Paredes
Y llámame
babosA usurA vierneS relámpagO vértigO


........

La primera experiencia sexual de Malena (en: Malena es un nombre de tango, de Almudena Grandes)


Malena es un nombre de tango, novela de Almudena Grandes
Estamos hablando de la prodigiosa novela Malena es un nombre de tango (1994) de Almudena Grandes, donde la protagonista, Malena, en un estilo vigoroso, rico, envolvente, proteico y subyugante, nos va narrando en una picassiana biografía o monografía, más o menos cronológicamente, llena de complejas reciprocidades, la búsqueda de su identidad, desde la infancia hacia la madurez, intentando despojarse, liberarse, del gemelismo y malditismo que amenzan con echar a perder las riendas de su vida.
En el fragmento que hemos escogido, Malena está muy cerca de perder su virginidad, a sus dieciséis años, completamente abducida por la palpitante novedad del miembro de Fernando.
Estaba sentado sobre sus talones y probablemente me contemplaba con una sonrisa divertida, pero yo, acurrucada ante sus rodillas, cautelosamente separada de él, como si su cuerpo fuera un recinto sagrado que no me atreviera siquiera a rozar, no le miraba a la cara.

- Esto es una polla… -hablaba para mí, como si necesitara afirmar la realidad que estaba contemplando, aunque sólo fuera para romper el hechizo, la insoportable tensión que hacía vibrar, de puro tirante, el invisible hilo tendido entre mis ojos enrojecidos por el asombro y aquel pedazo de carne mineral que los atraía como si pretendiera desgajar mis pupilas para adornarse con ellas.

- Estás impresionada, ¿eh, india?

- Sí –admití, resignándome a demoler mi trabajosa impostura hasta los cimientos-, es bastante impresionante.

Eso era un polla, desde luego, pero me llevaría algún tiempo aprender que la misma palabra designa conceptos mucho más pobres que aquel milagroso cilindro violáceo, que se insinuaba tras un húmedo estuche de piel viscosa para sugerirme la imagen de una cobra enfurecida cuando yergue su cuerpo, revelando a su víctima la amenaza que palpita en su cuello sólo un instante antes de henchir la garganta para ceñir su cabeza como la corola de una flor venenosa. No podía apartar la mirada de aquel prodigio que me reclamaba por completo, tan fascinada, tan conmovida por un misterio que parecía crecer a medida que se desvelaba, que no reaccioné a tiempo cuando Fernando lo liberó suavemente de mis manos para tomarlo entre las suyas, que sujetaban una especie de arrugada baba amarillenta que no conseguí identificar.

- ¿Qué es eso?

Se detuvo y levantó los ojos para mirarme, pero no quiso registrar mi estupor.

- Un condón.

- Ah…

DiosmíoDiosmíoDiosmíoDiosmío, pensé, DiosmíoDiosmíoDiosmío, y mis manos empezaron a sudar, DiosmíoDiosmío, y mis piernas empezaron a temblar, Diosmío, y vi la cara de mi madre, Dios mío, recortándose contra el sol, una sonrisa de dulcísimo amor que habría hecho llorar a una piedra, pero al mismo tiempo mis oídos se rindieron al atronador galope de un caballo lejano, que se acercaba deprisa, y presentí que no hallaría ninguna banqueta donde enganchar mis pies, los dedos ya moviéndose, nerviosos, para impedir que salieran corriendo detrás de él.
[extracto de la novela Malena es un nombre de tango, de Almudena Grandes]
........
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...